El país de San Vicente y las Granadinas (SVG), también conocido como 'Hairoun (a)' y también 'Yurumein', está ubicado al sur del Mar Caribe y tiene una población de 110,000 personas. SVG es una pequeña nación insular, pero su historia es bastante notable y sus paisajes son impresionantes.

El país ha tenido una larga historia de resistencia contra las potencias imperiales europeas. El pueblo de San Vicente, los caribes, logró proteger su patria del asentamiento francés y británico durante 200 años. Estaban tan atentos que este territorio se convirtió en la última de las principales islas caribeñas en ser colonizadas. Durante esta lucha, los esclavos africanos que escapaban de los naufragios o las islas circundantes fueron bienvenidos a establecerse en las islas. Se mezclaron con los caribes y ahora se conocen como los caribes negros o los garífunas.

En 1719, Gran Bretaña tomó el control del país y permaneció en el poder hasta 1979, cuando San Vicente y las Granadinas reclamó su independencia y su derecho a controlar sus propios asuntos.

El país consiste en la isla principal de San Vicente y 31 islas y cayos más pequeños llamados las Granadinas.

El país importa la mayoría de los alimentos, lo que afecta fuertemente a la economía local. La mitad de la población vive en áreas rurales, de las cuales el 25% está empleada en la agricultura. La población agrícola está envejeciendo y pocos jóvenes se dedican a la agricultura.

Debido al efecto del calentamiento global y el cambio climático, la precipitación global disminuirá. Además, caerá más violentamente y en menos días. Esto conducirá a una mayor destrucción de los cultivos agrícolas y los campos debido a la sequía, así como a las inundaciones. La isla principal de San Vicente tiene mucha agua y solo unos pocos meses de estación seca. Solo el 7% de las tierras agrícolas están irrigadas y la mayoría de los agricultores utilizan una gran cantidad de pesticidas, herbicidas y fertilizantes nitrogenados, fosforados y potásicos (NPK) importados.

SVG depende en gran medida de los combustibles fósiles importados para la generación de electricidad, el transporte y la cocina. Tiene una combinación de energía de 90% de combustibles fósiles y aproximadamente 10% de energía hidroeléctrica con una contribución creciente de la energía solar fotovoltaica (PV). Afortunadamente, esta nación tiene muchas fuentes potenciales de neutralidad de carbono que incluyen energía geotérmica, solar y eólica.

En la isla principal, la mitad del uso de la energía es de los hogares. Hoy en día, la mayoría de las personas usan gas LPG importado para cocinar y el uso de calentadores de agua solares domésticos es común. Actualmente, el gobierno ha instalado paneles solares en 3 edificios gubernamentales y en una universidad. Las personas están más conscientes de los beneficios de usar energía solar.

Hay tres centrales hidroeléctricas en San Vicente. Con mejoras e inversiones, pueden proporcionar hasta el 20% de la energía renovable del país. Además, el gobierno se ha asociado con una empresa privada para construir una planta geotérmica de 10 a 15 MW que estará en funcionamiento en 2021.

Cuando se compara por área, SVG se clasifica globalmente como el segundo país más propenso a desastres.

Como parte del Caribe, SVG se encuentra en el cinturón de huracanes del Atlántico. Por esta razón, los huracanes y las inundaciones repentinas dañan el área casi todos los años. Además de esta amenaza anual, se prevé que el cambio climático afectará negativamente a la región por el aumento de la intensidad de los huracanes, el aumento del nivel del mar, la disminución de las lluvias y la subida de las temperaturas.

Con huracanes y tormentas tropicales cada vez más fuertes y más dañinos, el país verá más deslizamientos de tierra y erosión del suelo y de las costas. Además, el aumento del nivel del mar y las marejadas ciclónicas afectarán a las ciudades y pueblos pesqueros de todo el país. Esto tendrá un impacto directo en el 85% de la población.